Penetrada en cuatro... y su marido trabajando.